El día que me enamoré, lloré

Entonces ya me dieron ganas de llorar a gritos. Y es que me pareció que me quedaba muy solo y sentí como que se me enfriaba toda la vida para siempre. -El niño que enloqueció de amor   Todo estaba bien hasta que vi su mensaje. El corazón volvió a palpitar a un ritmo irreconocible, […]

Leer más El día que me enamoré, lloré

¿Yo?

Hoy, mientras me preparaba una taza de café, reflexioné lo siguiente: La batalla interna sobre si somos o no considerados para servir, se debe a la gran pregunta: ¿Seré lo suficientemente maduro para hacerlo? La realidad es que no se trata de cuán buenos seamos, sino, con cuanta pasión y disposición servimos a los demás. La […]

Leer más ¿Yo?